Seguidores

4 ene. 2013

REYES MAGOS ROCIEROS


Yo, aunque me veáis tan joven, guapo y esbelto ya tengo edad de ser abuelo. Siento mucho no serlo y, por lo tanto, el cariño que tendría que usar con ellos lo malgasto con mi perro: Carpeta y mi gato: Farruquito.
Ahora, en esta fecha de Reyes Magos, es cuando más los añoro, pues es una fiesta que siempre ha sido muy importante para mí desde que era niño.  Siempre le he puesto, y sentido, mucha ilusión en hablar con Sus Majestades, preparar su venida y vivir la mañana del día seis de enero abriendo regalos y viendo las caras de mis hijos y seres queridos cuando los han recibido. Ahora siento la ausencia de niños, colaboradores necesarios y casi imprescindibles, para una perfecta Epifanía. Es por esto anterior que le agradezco a la Santísima Virgen del Rocío que haya iluminado a un grupo de “majaras maravillosas” de mi Hermandad del Rocío de Sevilla.
 Os explico: estas hermanas han montado una de las campañas de Navidad más bonita y gratificante que he conocido. Consistía en que unos niños, a los que sus padres no pueden regalarles nada debido a la mala situación económica actual, escribieran sus cartas normalmente para que después, unos voluntarios pudieran cumplimentarlas. La última noticia que he tenido habla de la friolera de 300 niños ¡qué maravilla!
Ha debido ser un trabajo agotador para ellas buscar las cartas, los voluntarios, gestionar los regalos y posteriormente distribuirlos. Me constan las preocupaciones que se han tomado ante las adversidades que se han ido presentando y por fin lo han conseguido dejando alguna que otra lágrima por el camino, ¿verdad Ana?
De nuevo he sentido la incertidumbre junto con Rosi, mi mujer, de tenerlo todo preparado, hablar con los Reyes, ayudarles a envolver los regalos, recoger los de mis familiares que han querido colaborar y, sobre todo, llevarlos al almacén de Sus Majestades.
Gracias Ana, May, Inma y tantas otras, y otros, que habéis colaborado a realizar esta tremenda obra de amor, social y de caridad en favor de los más necesitados, y mil gracias por hacernos sentir a muchos, de nuevo, la ilusión de vivir una fiesta de Reyes Magos infantiles.
Que la Santísima Virgen del Rocío anote, en vuestra cuenta de resultados de los talentos recibidos, el magnífico beneficio que habéis  logrado con los dones recogidos para que su Hijo, que también es Niño, os lo premie.
Sirvan estas torpes letras para dar testimonio público de mi admiración y agradecimiento por vuestro trabajo y dedicación a engrandecer a nuestra querida Hermandad.
Un beso para todas y muchas gracias.

7 comentarios:

Rosa dijo...

Preciosa iniciativa, maravillosas personas las que lo han hecho posible, muy a mi pesar no hay niños corriendo por casa, pero en mano de Dios está que el año que viene te mande un regalo, o seguiré criando yorkshires padre jajajajaja, un beso enorme.

X dijo...

Lo que hacéis es maravilloso, miarma. Estáis regalando 300 sonrisas y buenos amaneceres de seises de enero. Un abrazo.

Ana Cirera dijo...

Sólo gracias al gran corazón de personas como tu ha sido posible.
Como "paje", le ha dado sentido a una Navidad que iba a ser muy triste y dolorosa. Vosotros, los Reyes Magos que este año también se llaman Rafael, Maonolo, Cristina, Rosa, etc, teníais alegría e ilusión al recibir vuestras cartas, leerlas, y prepararlas, eso ya empezó a compensando todo.
Este proyecto ha sido sido una experiencia, no de caridad, sino de amor, ilusión y responsabilidad.
No podremos ver sus caritas, pero sabremos que hemos hecho realidad la magia de llevarle a sus hijos un regalo, una sonrisa, un poco de felicidad.
Gracias Rafael¡¡

Anónimo dijo...

Es para sentirse orgulloso por múltiples motivos, pero destaco, la ilusión de los niños el día 6 de enero y los padre sintiéndose tranquilos al tener sus hijos Reyes.

Enhorabuena a todos los colaboradores porque este proyecto se ha conseguidos porque muchos han aportado un granito de ilusión y a los organizadores, por unir todos los granitos, formando una montaña de Ilusión.

JORGE GORDILLO

trianatrinidad dijo...

¡Y yo que lo sabia !, que en ese corpachón de hombre se escondía el corazón de un niño grande, de un buen "Rey Mago" de esos que tanta falta les hace a nuesto desnortado Mundo.Gracias miarma por tu generosidad, por tu solidaridad y en lo que me corresponde, por tu amistad.Un abrazo.

Bernardo Romero dijo...

Con razón dice el Papa que los Reyes Magos son de por aquí. Enhorabuena, majestades.

PEPE LASALA dijo...

Hacéis un gran trabajo amigo, eso tiene mucho valor. Enhorabuena de corazón.